miércoles, 20 de julio de 2011

La Creación

LA CREACIÓN

I

Mira apaciblemente bajo el estrellado cielo,
Y siente suspirar la creación en tus oídos.
Cada estrella, como cada hoja de un árbol,
Son hechas en el mismo crisol en que fuiste creado.

II

Palpita de emoción y alegría,
Cuando el agua fresca del manantial moje tu piel.
Piensa en el recorrido que ha hecho para llegar a ti,
Dando vida a tantas cosas.

III

Atiende los sonidos de la naturaleza,
Y escúchalos con todo tu ser.
Como una obra del genio divino,
En el mayor concierto jamás escrito.

IV

No dañes, no persigas, no maltrates,
No juzgues, nada de lo creado.
Un pájaro, una flor, una mariposa o un niño,
Son piezas vitales, en el avance de tu existencia.

V

Pisa suavemente el suelo bajo tus pies,
Está lleno de leyendas de amor apasionado,
Y de incontables tragedias,
Y algún día tú serás parte de él.

VI
Bebe del vino encarnado y seductor del amor,
Y sin reservas, embriágate.
Luego reparte ese regalo a todos,
Para que recuerden la luz que brilló en tus ojos.

VII

Ama a todo lo viviente con esmero y pasión,
Y a todo lo que inerte, creas que no tiene vida,
Pues el alfarero que hizo la copa en que bebes,
Dejó parte de su existencia en ella.

VIII
Y no te afanes por nada,
Porque al final del camino,
Tu espíritu será depositado,
En el cáliz cósmico del universo.

IX

Y regresas de nuevo al ciclo infinito de la creación.
De una forma distinta,
En otra piel, en otro cuerpo.
Y a ser parte, de otra historia.

Bernal Vargas

4 comentarios:

Anónimo dijo...

somos parte de se universo y volveremos a el como un todo , hermoso tema poeta , saludos

Anónimo dijo...

somos parte de se universo y volveremos a el como un todo , hermoso tema poeta , saludos

Anónimo dijo...

te comento jairo amigo

Bernal Vargas dijo...

Gracias Jairo.