domingo, 11 de septiembre de 2011

El camino de la mandrágora

EL CAMINO DE LA MANDRÁGORA

I
Viajo por el camino de la mandrágora,
Misteriosa amapola desflorada,
Por los labios de un juglar trashumante,
Ebrio de enigmáticos amores.

II
Escucho sus coplas de sirena plateada,
En esta noche tejida de acertijos inconclusos.
Bajo un perpetuo coro de grillos rojos,
Ávidos de cómplices penumbras.

III
Vivo sus ocultos sueños,
Sobre una cama de flores negras.
Y pétalos reducidos al silencio,
En mi conciencia alucinada.

III
¡Oh, claro de intangible luna!
Espesura de montaña etérea.
Tus matices brillantes iluminan esta senda,
¡De árboles silentes!, ¡Milenarios!

IV
Sigo el camino de la mandrágora,
Cábala de la flor única y antigua.
Pasaje íntimo a los sueños prohibidos,
Reino profano lleno de olvidos.

Bernal Vargas


2 comentarios:

JAIRO JAVIER dijo...

HERMOSOS TUS VERSOS POETA , BELLAS IMÁGENES , Y CON UNA FIGURA MITOLÓGICA MUY ACERTADA AL TEMA ,BELLA ENTREGA DE AMOR EN EL CAMINO DE LA MANDRÁGORA

BERNAL VARGAS dijo...

Gracias mi estimado poeta, sigue produciendo tu obra maravillosa para todos nosotros.