miércoles, 2 de noviembre de 2011

Calaloo

CALALOO

 I
¡Ven negra, sedúceme! ¡Ya mi alma te vio!
Y mis labios quieren tu dulce bembo.
Esa piel aceituna y esos ojos negros,
En este Caribe de marfiles y ébanos.

II
Corazón afrocaribeño, timbal y bongó,
Baila tu piel morena una danza de Limón.
De calipso y merengue tus caderas de abenuz,
Exaltan cadencias rutilantes llenas de luz.

III
Dame el néctar de tus pechos ¡Calaloo!
Destilado con dulzura, como el jugo de caña,
En los labios de esas niñas morenas,
Que disipan sus penas danzando bellas y ajenas.

IV
Sublímame en tu trópico de perfumado calambó.
Enloquéceme de pasión, ¡Llévame a tu quilombo!
Eres tórrida mixtura, afrodisíaca fruta madura,
La que deja un sabor ardiente que perdura.

V
Prendiste mi deseo a tu cintura, ¡Tropical anillo!
En este antillano mar, verde, rojo y amarillo.
Con el amor a flor de piel y al compás del corazón,
Bailaremos negra el soka, la cumbia y el danzón.

Bernal Vargas

3 comentarios:

salvadorpliego dijo...

Bravo, poeta. Te luciste con estos versos. Un fuerte abrazo.

nahuel dijo...

muy bueno el lenguaje poeta , excelente! musical y sensual , saludos

Claudia dijo...

Buen ritmo que marca ese entrelazado de sentires.. con un tacto exquisito.. insinuando,sintiendo.. dejando que las horas cumplan su comentido..! Mi enhorabuena por tu sensibilidad y bella presentación.
Un abrazo,amigo Poeta.