viernes, 15 de julio de 2011

El bien y el mal


EL BIEN Y EL MAL

El bien y el mal coexisten en nosotros.
Y en casas separadas habitan.
Son cinceles que se mueven con el pensamiento,
Esculpiendo así la existencia humana.

El bien eleva el espíritu.
Y llega placido a la fuente del amor.
Desbordando la vida de luz.
Y acercándonos a lo divino.

El mal atiza los deseos,
Y nos convierte en seres extraños.
Que se agitan en las sórdidas orillas,
De las ideas y los instintos desbordados.

Navegamos entre lo santo y lo profano,
Lo humano y lo divino, la luz y la oscuridad.
Y en el camino vamos juntos todos así.
En esta procesión eterna de la humanidad.

El más santo, puede ser un demonio disfrazado.
Y todo demonio, podría llevar un santo dentro.
Por eso sigue tu camino en paz,
No alabes ni ofendas a nadie.

No señales, no critiques ni juzgues.
No maltrates ni arrojes sobras a la vida.
Solo fluye, déjate llevar por la existencia.
¡Aléjate del mal y busca la casa del bien!


Bernal Vargas

2 comentarios:

JAIRO JAVIER dijo...

UN POEME DE MENSAJE Y MOTIVACIÓN , DONDE EL SER HUMANO TIENE QUE DECIDIR POR UN CAMINO U OTRO , LA DECISIÓN ESTÁ EN SUS MANOS , LA DUALIDAD DE LA VIDA ESTÁ ALLÍ ,MUY BIEN POETA MIS SALUDOS

Antonio dijo...

Es un mensaje milenario que, dicho de esta forma suena muy bien. Felicidades, poeta.