viernes, 8 de julio de 2011

Memorias de un Amor

MEMORIAS DE UN AMOR


Cuando quiero saber de tu piel,
Le pregunto a mis manos,
Que acariciándola como a un ángel,
Revelaron sus secretos arcanos.

Y si quiero saber a qué saben tus besos,
Le pregunto a mis labios,
Ellos, besándote febrilmente,
Robaron su dulce néctar sin agravios.

Y mis ojos, mis ojos saben tanto de ti,
Muy suavemente me hablan,
De la textura de tu cuerpo,
Palmo a palmo divino.

Ellos sintieron el fuego,
De tu mirada ardiente,
Que atravesó mi pecho,
Con pasión desesperada.

Mis oídos viven aún del canto de tu voz,
Y el de tu amada sonrisa,
Que se desbordaba plena de alegría,
Cuando estábamos juntos, sin prisa.

Y tu aroma, ese bálsamo maravilloso,
Mezcla de sándalo y miel de tu piel enardecida.
Pervive aún en mi ser, como un abrazo dulce,
Lleno de magia secreta y encendida.


Bernal Vargas







2 comentarios:

Edwin Yanes dijo...

Saludos Bernal, te felicito, me gusta mucho la forma en que escribes, abrazos y siempre adelante.

Bernal Vargas dijo...

Gracias Edwin, el sentimiento es mutuo hermano mio.