martes, 12 de julio de 2011

Mar


MAR

Mar de frondosa cabellera,
Que te enredas en mi piel.
Dejando tu fragancia sutil y errante,
¡Acúname en tu seno!

Quiero tus ondas azules,
Bañando de blanco, las costas de mi existencia.
Bordeando los confines de mi alma,
Fundiéndome en tu esencia salina y orgásmica.

Sobre ti, piélago infinito.
Fui el navío que hinchó sus velas,
Con la brisa que brotaba del corazón,
Desde el estuario de mis sueños.

Génesis de toda la historia,
Mar profundo y etéreo.
Fiel en ti se movía Dios,
Cuando rumió el universo.

Acógeme de nuevo en tu esencia,
Me diste la vida, hoy te la entrego.
Tómala para siempre, ¡Ya no navegaré más!
¡Señor, escucha mi suplica!


Bernal Vargas

4 comentarios:

Núria dijo...

Que bonito Bernal. El mar cuanta inspiración, sus olas que nos bañan y en su calma hallamos nuestra paz interior. Besos al alma poeta.

Bernal Vargas dijo...

Gracias Núria, el mar es uno de mis mayores inspiradores, junto a el mi vida cambia, la libertad se intensifica con su voz, su color y su inmensidad.

Susi Ram dijo...

Bernal, qué otras cosas bellas tendrás para contarnos en el estuario de tus sueños?! Bellísimo!

JAIRO JAVIER dijo...

hermoso canto poeta , lirismo y entrega , el mar lugar de origen y concilio de la vida , bello , lírico y profundamente intenso , saludos